Palomas de sal

24 de julio de 2008

 

Ya no se. Ya no quiero saber. Ya solo me importa correr de los diamantes que caen del cielo, ya solo me importa esconder mi corazón en la alcoba cerca de nuestro sueño, donde las palomas de sal desaparecen tras la cortina.

1 Ideas:

azpeitia dijo...

Dolor, dolor, soledad de lo que no está eres sincero y eso ennoblece tu prosa poética....azpeitia