Como nunca antes lo habia vivido

28 de julio de 2008

 


Y se separan las cortinas por el viento, y los perros ladran, las hojas se mueven. Te ves tan hermosa esta tarde, las nubes anaranjadas de la cordillera te sientan bien. Y ríes, no sabes cuanto he esperado para verte reír. Y te escondes en mi pecho, y corro, y me pides que te baje, mientras te aferras de mi cuello, obligandome a mantenerte en lo alto de los cielos eternamente. La verdad es que me cuesta no quererte, me cuesta odiarte, espere tanto tiempo por ti, es como si me hubiese enceguesido toda la vida buscando algo que no necesitaba, para ahora darme cuenta que no necesitaba mas que tu sonrisa para poder seguir.

Y tu imagen es difusa tras el muro de cristal, aquel que duró 20 años en construirse.

1 Ideas:

azpeitia dijo...

Momentos imborrables, que necesitan la katharsis de escribirlos...un abrazo de azpeitia